Cómo aumentar la concentración

Cómo-lograr-mayor-concentraciónDurante las últimas semanas, gran revuelo a nivel mundial ha causado la curiosa noticia que señala la apertura de la venta de una particular droga bautizada como Adderum. Sin el menor argumento científico, numerosos blogs dan cuenta de las mágicas propiedades de este fármaco que, supuestamente, había sido lanzado hace años al mercado pero que por algún motivo fue sacado rápidamente de circulación.

Prometiendo cambiar radicalmente la vida de quien consuma Adderum, decenas de sitios en la web dicen vender esta particular droga, la que a cambio de algunos dólares es enviada al domicilio del comprador. No obstante, resulta sumamente curioso que en todas estas páginas la información sea idéntica y sustenten los datos en la experiencia de un personaje (ficticio, por lo demás) que muestra los cambios en su conducta semana tras semana después de haber testeado en sí mismo los efectos de esta píldora que, de alguna manera, intenta emular aquello que consumía el personaje de Bradley Cooper en la película Limetless.

Sea cierto o no, la principal propiedad que se le atribuye a Adderum es la de elevar a niveles sublimes la concentración de las personas. Si bien sí existen medicamentos capaces de mejorar la atención dirigida y con ello la concentración, para nada tienen que ver con lo que ahora nos promete esta particular droga llamada Adderum y que, en base a ingredientes naturales por lo general, estimulan la focalización del pensamiento.

Sin embargo, la concentración en sí es una capacidad que cada uno de nosotros puede desarrollar sin la necesidad de consumir suplementos alimenticios, psicotrópicos ni mucho menos medicamentos (a nuestro juicio ficticios) como este curioso Adderum. Y hoy, en Salud Milenio, te entregamos algunos consejos prácticos para que puedas exprimir al máximo tus capacidades y, por supuesto, desarrolles por completo tu concentración.

Entrenamiento cerebral

Al igual que los diferentes músculos del cuerpo, la concentración es susceptible de modificarse si se le entrena diariamente. Desarrollar la capacidad de atención llevará invariablemente a mejorar la concentración y, con ello, elevar sustancialmente la productividad en cualquier tarea que realicemos.

concentracionEn este entrenamiento, el cerebro es el órgano que pondremos en ejercicio. Y éste, así como cualquier otro órgano o músculo del cuerpo, también siente fatiga y cansancio si se le exige más de la cuenta o por lapsos de tiempo muy prolongados. En rigor, como un acto de protección a sí mismo, el cerebro nos llevará automáticamente a desviar la atención si nos forzamos en focalizarnos en un solo hecho durante mucho tiempo.

Diversos estudios señalan que resulta muy complicado permanecer del todo concentrado después de 25 minutos realizando cierta tarea. Tras este lapso de tiempo, la atención de la persona se focalizará automáticamente en cualquier otra cosa haciendo que la productividad decaiga sin que lo queramos.

Así, con la finalidad de mejorar nuestra atención, resulta ideal introducir descansos de 5 minutos cada 25. Sin embargo, hay que ser cuidadosos con las actividades que realizaremos durante ese descanso. Si estamos realizando un trabajo para la universidad en el cual nos mantenemos pegados al computador, no es sensato ocupar los 5 minutos de descanso abriendo el correo electrónico o revisando las redes sociales. Lo ideal, en este caso, sería levantarnos del asiento y realizar cualquier otra actividad que nada tenga que ver con el computador: mirar por una ventana, comer algo liviano, beber agua o ir al baño. De este modo, pasados esos 5 minutos que nos hemos tomado de descanso, volveremos al trabajo pero esta vez con una mejor predisposición y, sobre todo, con un nivel de concentración que nos permita elevar la productividad.

Ahora bien, cada uno de nosotros tiene diferentes ritmos y esos 25/5 minutos de trabajo u descanso respectivamente pueden variar y, en ciertos casos, pueden ser 30 minutos de trabajo y 10 de descanso. Tú mismo debes ir evaluando tus capacidades y ajustando estos períodos de acuerdo a tus propios ritmos. Pero, lo que sí es transversal a todas las personas, es esa especie de “calentamiento” cerebral necesario antes de comenzar cualquier tarea.

De esta manera, respetando siempre los lapsos de tiempo de trabajo y descanso, lo ideal es comenzar siempre la jornada con actividades que representen un nivel de memoriaconcentraciondificultad media con la finalidad de ir calentando de a poco el cerebro (como si éste fuera un motor) y, lentamente, ir elevando estos niveles de dificultad hasta alcanzar un máximo de rendimiento. Como ejercicio, te proponemos diseñar un ciclo de 2 horas de trabajo, comenzando como ya señalamos por lo más sencillo (o un nivel de complejidad medio), trabajar durante 25 minutos, descansar 5 y así, paulatinamente, llegar al máximo de tu concentración hasta que cumplas esas 2 horas del ciclo sin olvidarte de tomar esas pequeñas pausas de 5 minutos.

Dormir bien

Un entrenamiento cerebral que tenga como objetivo final elevar al máximo la capacidad de concentración no debe dejar de lado el respeto del ciclo sueño/vigilia. Un descanso reparador que contemple un número de horas adecuado de sueño será primordial a la hora de mejorar la atención focalizada y la concentración en tanto otorgará al cerebro aquella pausa necesaria para funcionar de manera correcta.

Así como dormir nos entrega ese descanso físico que todos necesitamos después de una jornada de trabajo, también nos ayuda a que el material almacenado en el cerebro sea procesado de mejor forma permitiéndonos contar con una sólida base para ir escalando posteriormente en los niveles de dificultad. En efecto, diversos estudios demuestran que después de realizarse cierta tarea, el nivel de aprendizaje de esta tarea aumenta considerablemente después de haber dormido.

Al mismo tiempo, dormir bien traerá como resultado reducir sustancialmente los niveles de ansiedad en las personas y, con ello, focalizar la atención de buena manera permitiéndonos elevar la concentración a su máximo.

Actividad física: en mente sana, cuerpo sano

Actividad-FisicaEl deporte y los buenos hábitos en la alimentación nos permiten reducir el estrés, mejorar la sensación de bienestar y la salud y, en la medida que estemos bien físicamente, estaremos en mejores condiciones intelectuales, lo cual puede aumentar nuestra capacidad de rendimiento y concentración. La práctica regular de un deporte ayudará a liberar la tensión muscular, lo que conlleva liberar tensión mental: aumentan las endorfinas y con ellas se reduce la sensación subjetiva de ansiedad y de estrés. Al mismo tiempo, el deporte permite mantener la constancia y a fijarse objetivos basados en el esfuerzo regular. Introducir pequeños descansos durante el trabajo, tal y como lo hemos explicado, mejorará nuestra capacidad de concentración y de creatividad, y aumentará significativamente la productividad, lo que puede generar una visión más positiva de nuestro rendimiento y sobre la capacidad de llevar a cabo una determinada tarea. Y con ello, el estrés que pudiera generarse cuando no nos sentimos capaces de afrontar una tarea, disminuye.

Consejos para elevar la concentración

  • Realiza una planificación de todas las tareas que debas realizar al día siguiente. Recuerda ser realista al momento de fijar tus objetivos programándolos con el tiempo suficiente y fragmentando las tareas más complejas en pequeñas metas más fáciles de conseguir. Deja siempre las tareas más sencillas para la primera hora del día y, paulatinamente, ir elevando los niveles de dificultad. Así, cuando finalices una tarea, te sentirás mejor preparado para realizar la siguiente e incluso te darás el ánimo suficiente como para premiarte cada vez que termines el día.
  • Cuando realices aquella planificación, procura ser tan realista con los objetivos que incluso pongas espacios de tiempo para posibles imprevistos que te den el tiempo suficiente como para poder reaccionar y proseguir con tus tareas. De esta manera, si al finalizar el día te das cuenta que no has tenido ningún imprevisto, habrás ganado tiempo; por el contrario, si por alguna circunstancia sí has tenido que lidiar con un imprevisto, el nivel de estrés será bajísimo y podrás controlar tu ansiedad de buena forma.
  • Mantén tu lugar de trabajo lo más cómodo y limpio posible, evitando tener a la mano objetos que te puedan distraer. De más está decir que, en la medida de lo posible, alejes de tu alcance el televisor, el teléfono móvil y, por supuesto, desconéctate de las redes sociales pues, si no eres tú el que inicia alguna conversación, puede ser otra persona quien te envíe mensajes y con ello te saque del foco principal.
  • Procura evitar iniciar el día leyendo tus correos electrónicos. Así, en la planificación que hagas de tu día a día, trata de fijar dos momentos dentro de la mañana y otros dos por la tarde para leer tu bandeja de entrada y contestar aquellos correos que sean urgentes. Sin embargo, por ningún motivo utilices tus intervalos de 25 minutos en leer o responder correos electrónicos.
  • Si eres de los que toma siestas después de comer, intenta hacerlo solamente durante unos 15 minutos. Aunque la cantidad de tiempo puede parecerte poca, cuando despiertes verás que tu capacidad mental ha aumentado considerablemente y que podrás focalizarte de mejor forma para realizar las tareas restantes durante el día.

Otros usuarios llegaron buscando

  • adderum
  • comprar adderum
  • adderum comprar
  • adderum chile
  • adderum precio

Alejandro Martínez

Me interesan todos los temas que tengan que ver con la salud: comida sana, ejercicio... Siempre que puedo, aprovecho para compartir mis experiencias en mis blogs.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies