Mejora la calidad de tu sueño con el Mindfulness

mindfulnessEl Mindfulness, conocido también como Atención Plena, es una práctica que poco a poco se ha ido integrando a la psicología y la medicina de occidente con la finalidad de encontrar nuevas respuestas al manejo del estrés, el aumento de la autoconciencia y a la reducción de los altos niveles de ansiedad que, hoy en día, se mantienen muy elevados sobre todo en los habitantes de las grandes ciudades.

Y aunque el Mindfulness cuenta con una serie de beneficios en la vida de las personas, por ahora las investigaciones en torno a esta práctica se centran en sus efectos en el sueño y en cómo el ejercicio de la Atención Plena permite un mejor descanso.

Descansar mejor para vivir mejor

Un buen descanso no se traduce necesariamente en pasar esas clásicas 8 horas durmiendo sino en tener un sueño del todo reparador que nos permita afrontar la jornada de la mejor manera posible. Por cierto, los trastornos del sueño, hoy en día, son mucho más frecuentes de lo que cualquiera de nosotros puede suponer, por lo que cualquier avance que se registre en esta área representa un aporte para la sociedad.

En este ámbito, científicos de la Universidad del Sur de California, Estados Unidos, llevaron a cabo un estudio con 49 individuos que, divididos en 2 grupos, recibieron diferentes tipos de estimulación con la finalidad de mejorar la calidad del sueño. Así, al primer grupo, se le instruyó en torno a la llamada “higiene del sueño” (algo así como controlar los factores ambientales a la hora de dormir, como el ruido o la luz) y, el segundo grupo, recibió una intervención basada en los principios del Mindfulness.

A pesar de que los sujetos de ambos grupos experimentaron sustanciales mejoras en la calidad del sueño, solamente quienes recibieron educación relacionada con el Mindfulness tuvieron las herramientas precisas como para hacerle frente a la ansiedad y al estrés, disminuyendo drásticamente la fatiga, los sentimientos depresivos y terminando (por fin) con el insomnio en muchos casos.

Claramente, llevar a cabo el Mindfulness requiere de disciplina y entrega plena a la práctica la que, si bien parece compleja de buenas a primeras, pasado un tiempo deja de percibirse como tal y se acopla por completo a los esquemas de vida de todos. Sus beneficios son muchos y, como ya lo planteó la mencionada investigación, incluso puede ofrecernos la posibilidad de mejorar la calidad de nuestro sueño, algo codiciado por muchos y que, lamentablemente, no todos pueden experimentar a diario.

Alejandro Martínez

Me interesan todos los temas que tengan que ver con la salud: comida sana, ejercicio... Siempre que puedo, aprovecho para compartir mis experiencias en mis blogs.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies