Síndrome de Asperger en adultos

Asperger-adultosComo trastorno generalizado del desarrollo, el Síndrome de Asperger se concibe desde la base como una afección propia de los niños y donde, por ende, su diagnóstico se realiza en la etapa infantil. Sin embargo, existen muchos adultos con este síndrome que no han sido diagnosticados efectivamente y que sobre sus hombros cargan con una serie de problemas propios de su trastorno pero que, al no tener conciencia de éste, terminan por afectarlos de manera doble.

El Síndrome de Asperger como tal es un trastorno relativamente nuevo en el vocabulario médico y psicológico. Décadas atrás, no se tenía conocimiento de éste y, en consecuencia, muchos niños que presentaban rasgos Asperger no eran diagnosticados sino que sus conductas y comportamientos, si bien eran considerados poco usuales, se pensaba que con el tiempo pasarían y se harían normales.

No obstante, esos niños ahora son adultos y si bien siguen presentando los rasgos característicos de los Asperger, jamás han sido diagnosticados como tales. Los efectos de esto son variados y pueden ir desde una simple debilidad a la hora de entender ciertos códigos sociales hasta una dificultad seria al momento de establecer relaciones interpersonales, lo que los afecta significativamente en los planos laborales, familiares y en la propia autoestima.

Rasgos Asperger en un adulto

Como señalamos al comienzo, el Síndrome de Asperger está descrito en la literatura médica como un trastorno de la infancia, por lo que muchos de los rasgos diagnosticables pueden no serlo cuando la persona ingresa a la adolescencia o a la edad adulta. Sin embargo, ciertos patrones conductuales se mantienen y, por lo general, un adulto con Asperger presentará algunas de estas características:

  • Se dice de ellos que “no encajan” con la sociedad: les cuesta entender las normas sociales, tienen dificultades para establecer amistades o para entender los códigos de socialización.
  • Dificultad al momento de establecer contacto visual con los otros.
  • Comprensión literal de ciertas frases, lo que los lleva a un mal entendimiento de las palabras o, más comúnmente, de dichos populares.
  • Extrema sinceridad.
  • Movimientos torpes.

Diagnóstico

Efectuar el diagnóstico de Asperger en un adulto es una tarea bastante compleja. No todos los Asperger son iguales y dos personas que puedan tener el mismo diagnóstico pueden mostrar conductas diametralmente distintas, por lo que la observación de los familiares y amigos se hace fundamental al momento de solicitar la atención de un especialista para que éste realice el diagnóstico correcto.

Alejandro Martínez

Me interesan todos los temas que tengan que ver con la salud: comida sana, ejercicio... Siempre que puedo, aprovecho para compartir mis experiencias en mis blogs.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies